Érase una vez Sofía y Carlos, una pareja bastante particular que tiene la capacidad de llenar de buena energía cualquier lugar en el que se encuentran. Después de pasar un día con ellos entre bromas y risas, puedo decir que, a diferencia de lo que muchos dicen el amor sí se puede eternizar en una fotografía.

Carlos y Sofía se conocieron en una cafetería y entre cuento y cuento se empezó a encender la llama con la que empezaron a escribir esta historia de amor.

Primera página…El amor desde los ojos de Sofía
Nunca me imaginé que el amor tuviera unos ojos y una barba tan bonita, ¡Ah! Y una forma de ser que conectaba tanto con la mía. Supe que Carlos era el amor de mi vida cuando en una de nuestras citas, él empezó a hacer algo con la comida, era algo que solo hacía yo, como en un juego de espejos. En ese momento tuve la certeza de que Carlos era mi versión masculina, y es que ¿Qué es el amor? Hay gente que dice que los polos opuestos se atraen ¡Nada más lejano de la realidad! El verdadero amor surge cuando dos seres diferentes encuentran que son capaz de mirar en una misma dirección.
Este amor se ha construido con detalles, risas, proyectos y muchas ganas de estar el uno con el otro. Detalles únicos como el día en que me echaron del trabajo y Carlos para animarme dejó que le quitara su preciosa barba y le hiciera maldades. En ese instante me convencí de que él sería capaz de hacerlo todo por mí. Como llevarme al altar y permitirme escuchar las dulces palabras de su papá bendiciendo nuestro amor, ese amor único que apenas comienza.

Segunda página…El amor desde el corazón de Carlos
Decir qué me enamoró de Sofía es casi imposible, porque no hay un detonante único, hay de por medio situaciones y reacciones que juegan entre sí hasta crear una mezcla, que un día estalla para gritarnos que queremos estar con esa persona para siempre. Sin embargo, si me obligaran a decir qué fue lo que me llevo a amarla, diría que su vibrante forma de ser. Sofía brilla y puede iluminar cualquier lugar en el que entra, eso, sumado a su personalidad compleja que combina lo más álgido de la fortaleza y lo más suave de la ternura.
Cuando le pedí matrimonio a Sofía y ella aceptó, le declaré que se había convertido en el miembro más importante de mi familia, en mi hogar, mi hoguera, mi lugar favorito, mi todo, es por eso que cuando me preguntan por mis pasiones siempre pienso en ella.
La gente cree que el romanticismo tiene que ver con osos de peluche, flores y muchos chocolates (Puede que sí) pero el momento más romántico de mi vida, fue una noche común y corriente, estábamos viendo una película, Sofía se dejó vencer por el sueño, se volteó hacia mí, me dio un beso y un “Te amo” y luego se recostó en mi pecho como si de la almohada más cómoda del mundo se tratara. Verla dormir despertó todo el amor que llevaba dentro, fue la noche más incómoda de mi vida ¡eso sí! Pero era incapaz de despertarla viéndola dormir sobre mí con la alegría de quien está en el mejor lugar de la tierra. ¡Si eso no es amor! ¿Entonces qué es?

Tercera página… ¡Libro de aventuras!
Dijimos sí, y ahí se empezó a escribir la verdadera vida. Una boda fue la excusa perfecta para empezar un camino lleno de aventuras fabulosas, es por eso que ambos decidimos usar nuestros zapatos deportivos rojos, porque la travesía se vislumbra larga y no queremos que nada la incomode.
Tenemos nuestro álbum de recuerdos en el que escribimos todas las cosas que la vida escribe en nosotros. Como este momento, los viajes que soñamos y cada una de las experiencias que nos llevan a crecer, evolucionar y descubrir el sentido de la vida. No sabemos cuál sea, pero estamos seguros de que es mejor descubrirlo entre los dos ¡Por eso estamos aquí! Al pie del cañón de nuestros sueños, teniendo la certeza de que quien enciende la chispa de la vida siempre será el amor…

  • Fotos por Alex Stenvers & Randy Navarro
  • Lugar de la recepción: Hotel Wyndham Panama Albrook Mall